Control de humedad en la industria confitera

Tips y Noticias

Compartir Artículo:

industria-confitera

En la industria alimentaria, el control de humedad cobra gran relevancia para obtener productos de buena calidad, apariencia agradable y que sean seguros para el consumidor. El control de factores como temperatura, iluminación y humedad es necesario en procesos de producción, preparación y empaquetado de diferentes alimentos y bebidas y dependiendo de cada caso en particular, se pueden emplear aparatos como humidificadores, ventiladores y deshumidificadores para crear las condiciones ambientales adecuadas para obtener el mejor producto. En esta entrada hablaremos de la importancia del control de humedad en la industria confitera y chocolatera y de los principales problemas que se pueden presentar cuando no existe tal control.

En los procesos de elaboración de todo tipo de golosinas y chocolates se destacan los beneficios de utilizar aire seco, pues facilita la manipulación de los ingredientes y de los productos acabados de manera que la capacidad productiva se incrementa. Emplear equipo especializado para crear las condiciones adecuadas para hacer esto posible, vuelve mucho más sencillo realizar los procesos de producción sin importar las condiciones climáticas que existan al exterior del local donde se fabriquen los dulces, caramelos, golosinas o chocolates.

Por todo lo anterior, el uso de deshumidificadores en esta industria resulta imprescindible, desde el transporte y almacenamiento de la materia prima hasta los procesos de envasado del producto, esto con el fin de obtener los mejores resultados y lograr un mejor posicionamiento en el mercado. Recordemos que los deshumidificadores son aparatos diseñados para disminuir la cantidad de vapor de agua suspendido en el aire, es decir, para secar el aire eliminando el exceso de humedad. Existen diferentes tipos de equipos para quitar humedad y que se diferencian entre sí por la manera en que operan y el volumen de aire que son capaces de secar, pero en la industria confitera y chocolatera los que funcionan mejor son los de rotor desecante.

Como se sabe, la materia prima principal para elaborar dulces es el azúcar y debe almacenarse en un lugar seco para mantenerse en buen estado. Por tanto, las tolvas y silos que se destinan a almacenar azúcar, almidón, cacao, aromatizantes y otras materias primas que se utilizan en la elaboración de dulces y chocolates, tienen que conservar un ambiente seco que evite la condensación por los cambios de temperatura que se presentan durante el día, así como garantizar un buen flujo del producto. Si no se contara con un deshumidificador esto sería casi imposible, las materias primas podrían contaminarse con el crecimiento de hongos y bacterias, favorecido por la presencia de humedad y su presentación se alteraría de manera que el flujo del producto se vería interrumpido porque se han formado gránulos o la materia se ha apelmazado.

En los productos que se someten a un proceso de grajeado, un bajo nivel de humedad garantiza que el agua que se emplea se evapore más rápido y de esta forma se seque a mayor velocidad el producto, así se incrementa la productividad. El uso de equipos que ayudan a controlar los niveles de humedad y temperatura al interior, hace posible que la producción no dependa de las condiciones climáticas exteriores y que se puedan continuar las operaciones aún cuando las condiciones son adversas. Además se reducen los desperdicios y por tanto, los gastos. Ahora que hemos hablado de los tiempos de secado del producto podemos destacar que con un ambiente seco se puede evitar tener que someter a los productos a altas temperaturas para agilizar su secado, así que pueden mantener sus propiedades de textura y forma originales.

En la industria confitera y chocolatera se utilizan túneles de enfriamiento por el que pasan los productos y el principal problema que se presenta en ellos es la condensación. La condensación provoca que caigan pequeñas gotas de rocío sobre los productos, cosa que además de alterar la apariencia de los dulces puede contaminarlos. El aire seco reduce los riesgos de condensación en los túneles de enfriamiento y contribuye a que los dulces se enfríen más rápido y mejor, de manera que los productos se solidifican más rápidamente y pueden salir del túnel en menos tiempo.

Finalmente, el uso de un deshumidificador en el proceso de envasado y la inyección de aire seco, contribuye a mejorar la calidad del producto pues el envoltorio no se pega al dulce o chocolate, lo que además de garantizar una mejor presentación, influye en la conservación de los productos envasados. De la misma manera se evita uno de los problemas más comunes que implican detener el proceso de producción y es el atascamiento de envolturas en los depósitos de la máquina, así que se ahorrará en costes de mantenimiento y reparación de maquinaria. Cuando los productos están envasados y listos para su distribución, tendrán que pasar un tiempo almacenados y no se debe olvidar controlar el ambiente del almacén para que los dulces se conserven frescos y con la mejor presentación.

Es importante mencionar que aunque un deshumidificador puede contribuir a mejorar la productividad y obtener productos de mejor calidad y presentación, es necesario darles mantenimiento de manera periódica para asegurarnos de que funcionan correctamente. Asimismo, antes de comenzar a operarlos, previamente se tiene que leer el instructivo de uso proporcionado por el fabricante, esto por cuestiones de seguridad.

En el catálogo de H2OTEK contamos con los mejores sistemas para el control de humedad en la industria alimentaria. Si deseas conocer a detalle nuestros productos o recibir asesoría especializada en la elección de deshumidificadores, humidificadores, extractores de aire, ventiladores, calefactores y otros equipos que te ayudarán a controlar el ambiente en espacios cerrados, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, con gusto te atenderemos.

Artículos Relacionados

No se han encontrado resultados.
Menú