Importancia de los deshumidificadores para la industria farmacéutica

Tips y Noticias

Compartir Artículo:

Los productos farmacéuticos necesitan óptimos controles de humedad para que no se deterioren ni se modifique su estructura. Las empresas productoras deben usar equipos de alta tecnología, entre los que destacan los deshumidificadores, que son diseñados para mantener la humedad relativa del aire en un porcentaje bajo (aproximadamente 20%). De esta manera, se evitan problemas en distintos eslabones de la cadena productiva.

No solo son ventajosos para los medicamentos en sus distintas presentaciones, también evitan los daños al personal que puede causar la humedad, como alergias, entre otros problemas respiratorios. Son varias las razones por las que es crucial un deshumidificador para la industria farmacéutica, especialmente el ejemplar que integra una rueda desecante. Si desean conocer más detalles, continúen con esta publicación.

Los deshumidificadores aseguran la calidad de los productos farmacéuticos

Los deshumidificadores eliminan los problemas de salud por humedad y generan ambientes estables y seguros, además garantizan producciones constantes y notables ahorros de consumo energético. Ahora bien, existen dos tipos en el mercado, aunque uno de ellos es el más utilizado por su eficiencia:

Deshumidificadores con compresor o refrigerantes

Integran un ventilador diseñado para aspirar el aire hacia el interior, donde se filtra y dirige a un evaporador, que se encuentra a baja temperatura por medio de un gas refrigerante. El agua en el ambiente llega a su punto de rocío cuando pasa por el evaporador y, posteriormente, se condensa y separa del aire.

Con respecto al líquido extraído, puede depositarse en un compartimiento interno o eliminarse a través del desagüe. Para concluir el ciclo, el aire atraviesa un condensador donde se calienta para recuperar su temperatura inicial y expulsarse hacia el exterior.

Deshumidificadores desecantes

Se trata de excelentes equipos de control de humedad que no dependen del compresor ni el refrigerante. En su lugar, usan un rotor impregnado con un material desecante y altamente higroscópico (usualmente gel de sílice) para acabar con absorber el líquido del aire. Integran un circuito de aire diseñado para secar el material desecante, además se diseñan para usarse en entornos fríos, que requieren niveles mínimos de humedad.

Ambos son excelentes tecnologías; sin embargo, la tecnología desecante es más eficiente y genera condiciones adecuadas para evitar disminuciones de calidad en cada proceso. Su uso es conveniente para distintas áreas de la industria farmacéutica, que mencionaremos a continuación.

Almacenamiento y transporte de materias primas

Se requiere aire seco en este eslabón de la cadena para inhibir la proliferación de bacterias y evitar la obstrucción de sistemas de almacenamiento y transporte de materiales granulares, como bandas transportadoras y silos. En esta área, los deshumidificadores brindan notables ahorros, ya que evitan los paros por averías o rechazo de materiales almacenados antes de la fase productiva.

Para garantizar una producción constante y de alta calidad, resultan indispensables los productos de calidad y el tiempo dedicado a procesos, como recubrimiento, secado mediante lechos fluidos, entre otros. Un deshumidificador de rueda desecante resulta indispensable en tales aspectos, además aseguran operaciones continuas. Tanto la mezcla como el pesaje de productos también deben efectuarse en condiciones de humedad controlada para asegurar procesos altamente eficientes.

Embalaje

Son importantes los estudios detallados para evitar niveles de humedad que deriven en daños. También es crucial controlar la humedad en esta área para asegurar una larga vida útil de los productos farmacéuticos y mantener sus propiedades, lo que es posible con los deshumidificadores.

Almacenamiento en cuartos fríos

La humedad es uno de los factores que deben controlarse en las cámaras frigoríficas. Son muchos los fármacos que necesitan almacenarse a bajas temperaturas para conservarlos e inhibir el acceso de aire húmedo desde el exterior, que puede causar condensación o formar hielo tanto en maquinarias como productos. Bajo estas condiciones, los ejemplares del compresor resultan inútiles y pueden dañarse, a diferencia de las unidades desecantes, que se diseñan para tratar y filtrar el aire de forma eficiente en condiciones de hasta -70 °C de punto de rocío.

No hay duda de que el deshumidificador de rueda desecante es un excelente equipo, que seca el aire a bajas temperatura y puntos de rocío. Para instalarlos no se necesitan conocimientos demasiado técnicos, además son una solución definitiva para los problemas de humedad y reducen los gastos en las facturas de energía en comparación con otras soluciones de acondicionamiento.

Es importante adquirir deshumidificadores industriales con proveedores reconocidos, que ofrezcan garantías y modelos de marcas reconocidas. En H2O TEK encontrarán el respaldo de una empresa experta y confiable. Contamos con unidades de la marca Ebac, que aseguran bajos porcentajes de humedad o temperatura. Marquen al 80 09 H2O TEK (80 09426 835) si desean más información o visiten nuestras sucursales cuyas direcciones encontrarán en nuestro sitio web.

 

Tags: , , , , ,

Artículos Relacionados

Menú