Desecante industrial para evitar pérdida de material de producción y producto terminado

Tips y Noticias

Compartir Artículo:

Lo más terrible que sucede en una empresa que no está bien cuidada desde la limpieza y las condiciones microclimáticas, es la probabilidad de pérdida de producto por los deterioros, sobre todo al haber alguna humedad excesiva en las inmediaciones. Esto es muy problemático para productos altamente higroscópicos. En ese sentido, la instalación de deshumidificadores industriales es una necesidad latente desde todas las perspectivas.

Lo que nos lleva al inherente hecho en los daños estructurales de una nave industrial, o grandes almacenes con cualquier clase de producto. Es fundamental mantener una limpieza profunda desde los interiores hasta los mismos exteriores. De lo contrario, la atracción de plagas y otro tipo de amenazas contra material y producto será una realidad.

Tomemos como ejemplo al grano almacenado, porque está comprobado que el mismo, no atrae a tantas plagas en su estado seco. Por el contrario, si el grano o cereal es expuesto a alta humedad, es seguro que además del deterioro morfológico del grano por humedad y moho, terminará siendo una pérdida total al atraer toda clase de insectos. Esto es un problema que llegan a tener grandes empresas.

La inclusión de desecantes industriales siempre será una necesidad, para evitar este tipo de escenarios, porque en caso de haber una absorción hídrica de las semillas, entonces invariablemente se tendrán que aplicar métodos de desecación natural o artificial.

Asimismo, es fundamental tener un muy buen almacenamiento, usando barriles metálicos bien sellados, para la máxima conservación del producto. Y, además, para evitar la supervivencia de posibles insectos dentro del almacén, habrá que contemplar una humedad máxima del 10% en esa área específica, ya que la mayoría de las plagas no proliferan bajo ese porcentaje de saturación atmosférica. Otro factor fundamental es el rango de temperatura. Una condición térmica por debajo de los 25°C, el periodo de almacenamiento de granos y cereales se prolongará en sus respectivos sacos o barriles, y con la limpieza adecuada; una temperatura más allá de los 30°C aminorará los periodos ideales de almacenado, y más en las leguminosas.

La mayoría de los granos como el maíz, arroz, soya, trigo, sorgo y frijol, pueden durar hasta tres años almacenados, siempre y cuando la temperatura ronde los 25°C, y que permee una saturación atmosférica entre el 12% y 13%. Por ello, es muy importante el microclima de la nave industrial, con buena ventilación y mecanismos deshumidificadores para no permitir la ascensión de humedad.

Es esencial saber que cualquier material dañado por humedad y sus subsecuentes microorganismos, debe ser desechado casi de forma inmediata. Porque esos lotes eventualmente dañarán otros productos terminados, o los mismos materiales a usar para la planta de producción. Incluso, dejar pasar esto llega a ser perjudicial para las mismas estructuras que rodean los silos, provocando la necesidad de desembolsar más dinero para reparaciones y demás cuestiones.

Un muestreo ambiental para la captura de datos como calidad del aire, arrastre de vientos, superficie, estrés térmico, presión atmosférica, entre otros factores, podrían ayudar a una interpretación de resultados veraz, para adelantarse a las condiciones que rodean a un edificio o almacén. Solo personas capacitadas son capaces de hacer eso. Mientras tanto, es fundamental que, como empresarios, empecemos a recrear los ambientes internos más saludables, en aras de la salud laboral, de clientes y para el cuidado de los productos, sobre todo aquellos con alta higroscopicidad.

Un mal microclima lleva a pérdidas económicas importantes. Lo malo es que la mayoría de los empresarios, se da cuenta cuando lotes enteros de producto terminado o insumos han sido dañados, a tal grado de tener que tirarlos por completo. Es esencial la buena ventilación, así como un control de humedad y temperatura, mediante mecanismos y sistemas especiales, como los desecantes y demás aparatos.

Tags:

Artículos Relacionados

Menú