Desecantes industriales para la conservación de cebollas en bodegas y cámaras de refrigeración

Tips y Noticias

Compartir Artículo:

Desecantes industriales para la conservación de cebollas en bodegas

La humedad relativa es complicada de mantener en entornos donde existen fluctuaciones de humedad y temperatura importantes. Estas variaciones pueden llevar a una cuantiosa pérdida de producto en todo sentido, sobre todo en alimentos muy propensos a sufrir cambios morfológicos en su estructura, incluso las imponentes cebollas.

De acuerdo a expertos, durante el almacenamiento de este vegetal, la humedad relativa debería estar entre un 65% y 75%. Sin embargo, dichos parámetros pueden cambiar, dependiendo del tipo o calidad de la cebolla, de acuerdo a terrenos donde se cultiva o las condiciones térmicas de la región.

La recolección es usualmente a través de mecanismos, la cual debe ser hecha mientras la verdura esté en temporada seca, y así, haya una cicatrización en sus partes afectadas. Generalmente después de la recolección, es donde se destina a su almacenamiento, el cual debe estar controlado en humedad y temperatura, mientras estén guardadas durante la semana o poco más. Esto para ayudar a que sus raíces se sequen adecuadamente, al igual que la misma planta. En ese sentido, la inclusión de deshumidificadores industriales deberá tener prioridad.

Es natural que en el almacenado postcosecha, el secado sea lo primario, por lo que se recomiendan temperaturas de 35 grados centígrados, en el lapso de cinco a catorce días.

En algunos lugares, incluso esas condiciones pueden cambiar después de la cosecha, porque se ha encontrado que aquellas cebollas que están listas para su consumo, la temperatura de guardado debe de ser de 0°C, con una saturación atmosférica de 60% a 70%, donde incluso la conservación podría durar hasta meses. Pero lo más importante de todo esto, es que la piel de la cebolla permanezca seca, sin rastros excesivos de humedad en el almacén o las mismas cámaras frigoríficas. Es necesario la inclusión de desecantes industriales que se adapten perfectamente a las áreas de almacenado, configuradas especialmente para la conservación de la cebolla.

Lamentablemente, los factores de humedad se suelen pasar por alto en este tipo de industrias, llevando a pérdidas de cosechas y lotes enteros. Debemos recordar que tanto la temperatura como la humedad, son factores fundamentales en la conservación de esta y más hortalizas. Y también recordar que el rango de 65% y 75%, es preponderante para el buen guardado.

Instalar un buen deshumidificador industrial

Instalar un buen deshumidificador industrial o portátil en cuartos de conservas para cebollas, evitará que estas cambien o deterioren su morfología natural. Si existe una humedad incontrolada, la cebolla podría desarrollar moho en su superficie, la cual, al empeorar, atravesará todas las capas de la misma, con una pudrición que permee a las demás.

Los desecantes industriales no solo están para mejorar la conserva de frutos y hortalizas, sino también para dimensionar los procesos de cosecha y almacenado, los cuales invariablemente reflejarán la calidad del producto final.

Ya muchas empresas están discerniendo la importancia de el almacenamiento de la cebolla y otras hortalizas con la humedad controlada, ya sea en cámaras de refrigeración o en bodegas, pero algunos todavía son renuentes, pareciendo que nos les importa la pérdida de producto a granel.

La importancia de los desecantes industriales en el sector alimentario, también permea en la industria de la uva, la cual debe tener parámetros equilibrados térmicos y de saturación atmosférica, para su correcta maduración y condimentación. No decir de la industria láctea, sobre todo en el área de quesos, donde las condiciones deben ser ideales en todos sentidos, para un producto más fresco y consumible. El mismo sector cárnico, con los embutidos que deben ser almacenados con todas las ventajas proporcionadas para su óptimo consumo.

Solo hay que asegurarse que los mecanismos de desecación, se puedan emplazar y adecuar muy bien en las celdas de almacenamiento de la cebolla, por lo que los mecanismos portátiles son los ideales en ese aspecto. Infórmese con los especialistas en la materia.

Tags: ,

Artículos Relacionados

Menú